martes, 23 de junio de 2009

carta a Helena nº 43



Como deciamos “ayer”, el primer año es el más difícil para cualquier emigrante, n importa si lo son con dinero o sin él el choque cultural es enorme.

Como te conté hace ya algunos capítulos´, ese año se habia pasado entre desayunos compras y comidas y yo sentia que no podia más que ese no era mi lugar-

Un dia fuimos a una cena en la embajada, son reuniones que se ponen como excusa para poder conectar a todos los empresarios y hacer algunos negocios..por ese lado Mario sabia que dirian que era la más simpática pero yo no sabia hacer política en ese terreno.

Pero un año, me toco estar sentada en la mesa de un cónsul, llevaban ya varios años en Argentina, y entre charla y charla le pregunté que hacia ella durante los dias (pensaba que iba a decir swahili) pèro me llevé una sorpresa me dijo que estaba de voluntaria en un hospital público, muy cerca de mi casa en el barrio de San Isidro. Eso me pareció tan interesante que empece a hacerle preguntas. Me dijo que eran unas mujeres voluntarias, que pagan y daban unas horas a la semana para ayudar a los enfermos, yo le dije que si yo podria ir, yo que me habia visto todos hospitales de Madrid, no iba a asustarme, fácilmente.

Ella me contestó que no era facil, que tenia que pasar una prueba con la directora que se llamaba Eloisa, o con la 2ª de ella Beatriz, así que me dio su número de teléfono para que la llamara y ella me prepararia el terreno….

Pasados un par de dias la llamé y me recibieron a los pocos dias,me recibieron estaba de los nervios, no sabia que me iban a preguntar yo entonces era evangélica y era una organización católica…para no agobiarte con detalles voy al dia primero, me dieron un uniforme)estaba horrible), era una bata de color rosa me parecia como después de una guerra no en vano ellas se llamaban las damas rosadas, te cecia, una bata un peto de color azul cielo (para que los hombres no se fijaran en nuestro pecho y una cofia de color rosa,,,,la bata tenia que estar por debajo de las rodillas y el mismo dia, Eloisa me soltó el bajo para que no se me vieran las rodillas. Me dijeron que cuanto iba a dar todos los meses y ya estaba todo en marcha. Yo estaba loca por empezar….

INSOMNIO;
Pam---------pam-------pam.
asi late mi corazón en este momento,
las pulsaciones son muy bajas,
no tengo fuerzas para darle al teclado...

Lo malo del insomnio,
no es tal, sino esos momentos
de duermevela,
cuando uno no puede decir que esté dormido,
pero tampoco está despierto...

Esta noche en mi cama dormian los fantasmas,
las puertas sonaban,
y les rogaba que abriesen
para no tener que levantarme..
la perrita callaba ante el silencio,
ajena a todo,
alargué mi mano a la luz de la mesilla,
y un puñetazo de soledad invadió la noche..

7 comentarios:

DULCE VOZ dijo...

Hola! algunos días sin entrar a este mundo, pero ya he regresado y te he leido, ya estoy al corriente en tus cartas. cuidate mucho y recibe un enorme abrazo.

Dean dijo...

Muy buena manera de distraerse, la filantropía suele ser una excelente terapia.
Un saludo.

€_r_i_K dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Dean dijo...

No te preocupes que aquí estamos.
un saludo.

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

No me extraña que siendo católica te hicieran cubrir las rodillas...

Besos rojos,
HR.

≈♦ Estrellita ♦≈ dijo...

Hola como estas? veo que sigues mi blog y quise venir a conocer el tuyo y me encanto te dejo un abrazito y mi promesa de volver por aca si me lo permites, buenas tardes para ti y te sigo tambien bay

Leandro A. dijo...

me gusto lo que lei, mi gusto lo que escuhe y lo que vi! gracias!!