jueves, 16 de julio de 2009

Mi querida helena...carta nº 59.



Después de aquella obra de teatro Mario no abrio la boca,, le pregunté si le habia gustado, me dijo que sí y se acabó. Después de la función llegaron las vacaciones. Al princicio me costó despegarme de ellos, habia habido tal cúmulo de emociones ensayando, actuando, que solo queria estar junto a ellos.. Supongo que Mario me sentia en esos momentos muy lejos de él.Mi querida helena, es así en esos instantes aquellos tres escalones eran el principio de la mujer que soy ahora...y él lo intuia que más tarde o mas pronto echaria a volar.

Un dia Mario llegó y me dijo prepara las maletas nos vamos de viaje. De viaje de trabajo?...No, nos vamos a conocer de cerca este pais. Empezaremos por las Cataratas de Iguazú...despues ya veremos. La verdad es que me descolocó, Mario es un hombre de no hacer las cosas a loco, las piensa mil veces, te pregunta que te parece mil veces y al final toma la decisión que habia pensado él al comienzo de todo...me volvia loca, pero él era así y no habia forma de cambiarle, por eso cuando llegó con los pasajes y sin darme tiempo a nada, se presentó frente a mí..y me dejé llevar.Pablo estaba como loco, otra aventura mamá..

Cataratas está más o menos como Canarias de Madrid, ahí empezar a descubrir lo enorme que es este pais. Cuando el avión aterrizó lo primero que vi fué una tierra rojiza y una exuberancia en sus plantas tremenda..que ignorante de mi le dije a Mario, ¿estamos en Brasil?...que bruta- No esto aún es argentina.

Nos hospedamos en el hotel que hay en el lado argentino, hoy creo que lo lleva Sheraton, en aquel momento era otro nombre que no me acuerdo.. Las vistas de la habitaciones eran impresionantes con mayúsculas. Este hotel tenia un camino directo a las cataratas...No voy a poder explicarte lo que es aquello. Mil veces las habia visto en reportajes,pero con un pequeño detalle, por muy bueno que fuese el documental, jamas te mostraba el ruido inmenso del agua al caer..te sobregia. Hubo un momento en el que en una especie de balcón te daban un impermeable, por si te saltaba el agua....me dejé mojar queria quedarme allí viendo como unos pequeños
pájaros sobrevolaban el agua y anidaban detras de ellas.Pablo etaba fascinado, mamá mira no hacia más que decirme.

Hicimos algo que no debe de hacerse y es meternos en un peaje que prohibia el paso(como los guiris en san fermin), empezamos a caminar y llegamos a un lugar donde habia un enorme agujero detras del cual estaba el agua, daba vértigo sentirla tan cerca..al lado habia una chiquitita, nos sacamos los zapatos y nos metimos como niños, no sabes lo feliz que me sentia. Mario hacia fotos y mas fotos queriendo imnmortalizarlo todo, no se daba cuenta que aquello jamás se plamaria en una foto, jamas..

Mañana té contaré porqué un pequeño detalle(o grande segun mire)puede cambiar algo estupendo en una pesadilla...

Hasta mañana mi querida amiga.

Violeta.

2 comentarios:

Rosario dijo...

Mi querida amiga, he disfrutado de tu viaje y lo he vivido a la vez que tu lo contabas, estoy impaciente que continues mañana para saber más de esa maravillosa experiencia

Te siento mejor, me alegro mucho cielo, ciudate por fi

Un besito Rosario

BUENAS NOTICIAS dijo...

Qué maravilla, Violeta. Hace muchísimo tiempo que quiero ir a Iguazú, me han dicho que es precioso y tal como tú lo describes me han cogido todavía más ganas. Un beso gigante para ti, preciosa