miércoles, 8 de marzo de 2017

EL LABERINTO.

Apenas faltan dos meses, para llevarte del brazo al altar y yo estoy aquí, bajo los efectos de mis nuevas pastillas. Me he despertado en medio de una taza con mejillones, pan y una cerveza sin alcohol. Quisiera escribirte un poema maravilloso o una carta ÚNICA, pero no me sale nada hijo, estoy vacia, parece que los sentimientos no tienen intensidad. Me encantaria sentir que la enfermedad es un trampolín para crear belleza, pero no es así, no lo consigo.